Cómo decorar la habitación de tu bebé

Mar 12, 2015
decoración infantil, decoración Madrid, decorar habitación bebé, diseñar espacio bebé, diseño e interiores Madrid, diseño interior en Madrid

Tener un hijo es una de esas cosas que te cambia la vida por completo. La llegada de un nuevo miembro a la familia hace necesario replantearse muchas cuestiones: horarios, costumbres, hábitos. Pero, también habrá que pensar en la habitación del bebé, porque dicen que vienen con un pan debajo del brazo, pero seguro que necesitará espacio y tendrá muchas necesidades. La dulce espera, durante el embarazo, es el momento ideal para definir el estilo con el que se va a decorar el dormitorio del pequeño. Desde nuestra experiencia en la realización de proyectos de diseño interior en Madrid te presentamos ideas originales para crear una estancia llena de magia, pero también cómoda y funcional.

Desde Afterhouse queremos presentarte una serie de consejos que conviene tener en cuenta antes de ponerse manos a la obra con la decoración.

Las tendencias de diseño interior en Madrid para los espacios habitados por los más peques de la casa pretenden armonizar a la perfección con el estilo del resto de las estancias. Veamos algunos ejemplos para entenderlo mejor:

  1. Minimalista: La clave está en simplificar el espacio, contar sólo con el mobiliario necesario. Para conseguirlo hay que apostar por colores primarios y básicos, el toque infantil se consigue mediante la introducción de elementos decorativos sobre un tema determinado, por ejemplo motivos de animales. Un vinilo en la pared o algún peluche, cuadros con láminas de dibujos de animales, etc. En definitiva, se trata de conseguir un diseño limpio del espacio, basado en una temática central sobre la que gira el resto de los elementos.
  2. Clásico: Podemos definirlo como el estilo vintage llevado al mobiliario infantil, líneas clásicas de antaño y elementos decorativos propios del siglo XVIII. Lámparas de candelabro, una mecedera tapizada con motivos antiguos o un armario con una moldura decorativa en su parte superior.
  3. Rústico: El objetivo es evocar la naturaleza en estado puro dentro de las paredes que van componer el espacio infantil del bebé. Apostar por lo colores más característicos del medio natural, como el azul o el verde o disponer de mobiliario de madera son un alternativa para conseguir este estilo.
  4. Ecléctico: Es el estilo más original y, también, el más difícil de conseguir. Se trata de mezclar de forma equilibrada y en armonía elementos de varios estilos. Accesorios