Tiempo de chimeneas

Jan 01, 2015
Chimenea, decoración

En estas fechas no hay nada que apetezca más que encender la chimenea y acurrucarse con un libro y una copa de vino.

Existen muchos tipos de chimeneas, cada una de ellas con sus características, y dependiendo de nuestras necesidades deberemos optar por una u otra. Existen varias clasificaciones dependiendo de varios factores, pero en este post nos vamos a centrar en su clasificación según el combustible que utilicen:

    1. De leña y carbón. Son las tradicionales, funcionan muy bien y generan mucho calor que ayuda a mantener las habitaciones a la temperatura que queramos. Como inconveniente está el acopio de combustible y la generación de humos, olores y ceniza que se esparcen por toda la casa. Últimamente se está usando mucho la briqueta como combustible alternativo, a base de madera reciclada y compactada, ya que es más eficiente energéticamente hablando y genera menos humo.
      Chimenea de Kenya
    2. De bioalcohol y derivados. Ideales para casas pequeñas o en chimeneas decorativas. Al quemar el bioalcohol no se generan humos tóxicos, solo vapor de agua, por lo que estas chimeneas no necesitan tener un tiro de aire al exterior como el resto. Como contrapartida, su capacidad calorífica es muy baja, y no sirven como unidad de calentamiento principal.
    3. De gas. Son una solución intermedia entre las chimeneas tradicionales y las de bioalcohol. Necesitan un tiro de aire al exterior debido a la combustión del gas, pero nos evitamos el problema de los olores y sobre todo del almacenaje del combustible.

Dependiendo de las circunstancias nos decantaríamos por uno u otro modelo. Por ejemplo, en una casa en la que no se quiere hacer obra para hacer el tiro de extracción y que ya tiene una instalación de calefacción lo mejor sería optar por una chimenea de bioalcohol, por su aspecto decorativo y como apoyo puntual a la calefacción en esa estancia.

Del mismo modo en un edificio, y teniendo en cuenta la necesidad de realizar el tiro hasta la parte superior de la cubierta, es desaconseja le cualquier chimenea que no sea de bioalcohol, a menos que se viva en el ático y se pueda realizar dicho tiro.

En el caso de una vivienda aislada, si se pudiera optar por cualquier alternativa, la más eficiente a día de hoy sería la chimenea de gas, aunque hay gente que sigue queriendo una chimenea "a la antigua usanza", con todos los ritos y tradiciones que suponen preparar y encender un fuego en una chimenea.